Saltar al contenido
Instrumentos de laboratorio

Pinzas de cocodrilo

pinzas de cocodrilo

Las pinzas de cocodrilo son instrumentos de laboratorio que se emplean para sujetar de forma segura otros instrumentos. No solo se emplean en laboratorios, sino que son tan funcionales que se utilizan en electrónica, electricidad, mecánica y medicina dependiendo del material con el que son elaboradas.

¿Qué son?

Son instrumentos de laboratorio de plástico, madera o metal que se caracterizan por poseer un agarre de tijeras en uno de sus extremos, donde los dedos y el pulgar se sostienen con el fin de aplicar presión.

Estas pinzas cuentan con una mandíbula dentada característica con bisagras, de la cual deriva su nombre. Cuentan con varios tamaños y se emplean en diferentes tareas. Puedes encontrarlas con un tamaño de entre 15 y 40 mm de diámetro.

Su forma es muy similar a los ganchos que se emplean para colgar la ropa recién lavada.

Usos de la pinza de cocodrilo en diferentes campos

Este tipo de pinzas, con algunas modificaciones, se emplean en diferentes campos:

Odontología: Se utilizan pinzas de cocodrilo en los extremos de un cordón con el fin de fijar un babero protector sobre la ropa de un paciente.

Laboratorio: Se emplean como una forma rápida y barata para montar y modificar los circuitos experimentales. Son muy útiles para conectar componentes a los cables.

Electrónica: Se utilizan como un disipador de calor para los dispositivos que son sensibles al calor de la soldadura.

Tipos de pinzas de cocodrilo

 Según su aplicación, existen varios tipos de pinzas de cocodrilo:

Pinzas de cocodrilo en electricidad y electrónica

Para su uso en aplicaciones relacionadas con electricidad y cableado se conocen como tenazas de cocodrilo.

En la electrónica actúan como disipadores de calor para los dispositivos. Se emplean en lupas con soporte y pinzas, es un instrumento diseñado especialmente para soldar y para labores de reparación. Pueden tener rotación de 360º y ser ajustables.

Algunas cuentan con un cable USB para su funcionamiento, aunque pueden alimentarse con baterías.

Pueden emplearse conjuntamente con un multímetro (analógico o digital) con el fin de crear una conexión eléctrica temporal para medir componentes eléctricos como: Condensadores, diodos, resistencias, continuidad, voltajes de poca intensidad, entre otros.

Los agarres de estas pinzas de cocodrilo están elaborados con material aislante para prevenir cortocircuitos accidentales.

Pinzas de cocodrilo para veterinaria y cirugía

Tienen un gran alcance y una buena maniobrabilidad, se emplean para recuperar objetos extraños como apósitos quirúrgicos dentro del organismo. En este caso, son instrumentos que mantienen las mandíbulas abiertas mientras no se aplique presión en sus manijas, esto permite insertarlos en cavidades pequeñas y reabrirlos para recuperar objetos o extraer tejidos.

Sus bordes dentados causan menos daño al tejido de los órganos que las pinzas planas, pues la presión se propaga en áreas pequeñas.

Están elaboradas con acero al carbón de alto grado, por lo que pueden ser esterilizadas y utilizadas de nuevo.

Se emplean fundamentalmente para remover objetos extraños e implantar dispositivos pequeños.

Pinzas de cocodrilo para laboratorio

Se emplean en los laboratorios de química como un medio barato y cómodo para montar y modificar circuitos experimentales. Son muy útiles para realizar conexiones con cables.

Pinzas de cocodrilo para mecánica

Son de mayor tamaño y se les conoce como abrazaderas de baterías. Emplean cables gruesos aislados con un interior de cobre para hacer las conexiones entre la batería y los demás componentes del vehículo.

Pinzas de cocodrilo
5 (100%) 1 vote[s]