Saltar al contenido
Instrumentos de laboratorio

Matraz aforado

El matraz aforado es un elemento que pertenece al material de vidrio del laboratorio y se emplea para medir un volumen exacto de líquido con base a la capacidad indicada por el matraz.

¿Qué es?

Es un elemento que forma parte del material de vidrio del laboratorio y es un tupo de matraz que se utiliza como material volumétrico. Esto quiere decir que se utiliza para medir un volumen exacto de líquido con base a la capacidad indicada por el matraz.

Este elemento tiene un cuello alto y estrecho que incrementa su exactitud, ya que un cambio pequeño en el volumen puede traducirse en otro considerable en la altura del líquido del cuello del matraz.

Se denomina aforado porque dispone de una marca de graduación o aforo en torno al cuello que asegura la precisión y facilita la medición del volumen contenido.

Tiene forma de pera y base aplanada. En el cuello, puedes encontrar todas las indicaciones básicas del instrumento, tales como la capacidad volumétrica, la temperatura de trabajo y la marca del fabricante.

Cuentan con un tapón que puede ser plástico, de vidrio templado o de corcho. Por lo general está fabricado de polipropileno. El tapón encaja en la boca del matraz y evita que ocurran derrames cuando se preparan soluciones.

¿Cómo se utiliza?

El proceso de llenado de un matraz se conoce como enrasar y consiste en rellenarlo de forma adecuada con el líquido de manera tal que el menisco quede tangente con el aforo. El menisco es la pequeña curvatura que se forma en la superficie de cualquier líquido y que, para obtener una adecuada medición, debemos observar tangente a la línea o aforo que indica el volumen del matraz.

Para enrazar correctamente un matraz aforado es necesario utilizar un embudo para mayor comodidad y seguridad.

Tipos

Existen dos categorías de matraces aforados:

Clase A: Es utilizado en química analítica para contener soluciones estandarizadas de reactivos químicos. También se emplea para preparar soluciones a concentraciones exactas. Se presentan en volúmenes que van desde 1 mililitro hasta 2 litros.

Clase B: Son menos precisos y de menor calidad. Suelen utilizarse para preparar soluciones de Química Analítica no estandarizadas para el uso diario o para preparar soluciones a concentraciones que no necesitan demasiada exactitud.

Los matraces aforados también pueden dividirse en incoloros y de color ámbar. Estos últimos son utilizados para preservar soluciones que son sensibles a la luz ambiente.

Puedes encontrar diferentes tamaños, siendo los más comunes los de 5, 10, 25, 50, 100, 250, 500, 1.000 ml

Matraz aforado
5 (100%) 1 vote[s]