Saltar al contenido
Instrumentos de laboratorio

Estufa de laboratorio

estufa de laboratorio

La estufa de laboratorio o estufa de secado es un equipo imprescindible utilizado para secar y esterilizar los recipientes de vidrio y metal en un laboratorio. Se conoce también como horno de secado y se clasifica en dos tipos: Por convección natural y convección forzada, según su forma de operación. Trabajan entre la temperatura ambiente y los 350°C.

¿Qué es una estufa de laboratorio?

Es un equipo empleado para esterilizar y secar envases de vidrio o de metal empleados en el trabajo de laboratorio. Mediante su uso, se elimina toda la humedad de los envases.

En esta cámara con cavidad, se generan temperaturas mayores a las del ambiente, lo que permite retirar toda la humedad.

¿Para qué sirve?

Este instrumento se emplea para secar y esterilizar los recipientes de vidrio y de metal provenientes del lavado de un laboratorio.

La esterilización es otro proceso que realiza este equipo y es efectuada mediante calor seco a temperaturas de 180 grados Celcius durante unas 2 horas. El vidrio o el metal al ser calentados, por aire a elevadas temperaturas, quedan completamente libres de cualquier actividad biológica.

Características de una estufa de laboratorio

Una estufa de laboratorio está fabricada en acero inoxidable, tanto en su parte exterior como interior, esto les proporciona una elevada durabilidad. Además, cuentan con un microprocesador que se asegura de mantener una temperatura uniforme y permite graduarla de manera digital.

En el mercado puedes encontrar estufas de laboratorio de dos tipos:

Convección natural: Extrae el aire del ambiente en el cual se encuentra ubicada la estufa.

Convección forzada: En este tipo de estufa, se genera aire dentro de la máquina de manera forzada. Este aire se encuentra a temperatura ambiente.

Modo de empleo de una estufa de laboratorio

Cuando se realizan trabajos en un laboratorio, es necesario lavar, secar y esterilizar los recipientes de metal y de vidrio de uso común. Para hacer esto, se colocan los recipientes en el interior de la estufa.

En ella se genera calor seco a una temperatura de 180 °C durante unas dos horas, lo que permite realizar la esterilización de todo el material dispuesto en la cavidad de secado. Esto elimina cualquier posibilidad de existencia de actividad biológica contaminante en los recipientes.

Importancia de la Estufa de Secado

Las estufas de secado tienen dos funciones primordiales en un laboratorio: Secar y esterilizar el material de vidrio y metal empleado en los trabajos de laboratorio, en exámenes y pruebas realizadas en el mismo.

Luego de haber sido empleados en cualquier trabajo, los implementos de metal y vidrio se lavan y posteriormente se introducen en la estufa para su secado y esterilización, esto los deja listos para un uso posterior.

La esterilización que se realiza en la estufa es producida por el calor seco a 180 ºC durante unas dos horas. Esto absorbe cualquier rastro de humedad y elimina cualquier actividad biológica persistente en la superficie de estos materiales.

Estufa de laboratorio
5 (100%) 1 vote[s]