Saltar al contenido
Instrumentos de laboratorio

Bureta de laboratorio

En el laboratorio las buretas son instrumentos necesarios e imprescindibles para medir con precisión volúmenes de líquidos que se encuentran a una temperatura determinada. Son instrumentos de alta precisión, por lo que los pasos para su uso son específicos y deben seguirse al pie de la letra para evitar errores.

¿Qué es?

Es un recipiente de forma alargada, graduado, con forma tubular y un diámetro interno uniforme. Su uso principal es el volumétrico, pues en los laboratorios se requiere medir con precisión volúmenes de líquidos que se encuentran a temperaturas determinadas.

Un ejemplo de uso volumétrico de una bureta es la valoración de disoluciones de tipo ácido-básico. Con una bureta se puede conocer con total exactitud, la cantidad de base que se necesita para neutralizar un ácido o viceversa, permitiendo calcular la concentración del mismo.

Tipos de buretas

Existen dos tipos de buretas fundamentales:

Buretas de Geissler: Cuenta con una llave de vidrio esmerilado. Se debe evitar que el líquido se mantenga mucho tiempo en contacto con la bureta, porque puede obstruir la llave.

Bureta de Mohr: Es este tipo de bureta la llave es sustituida por un tubo de goma con una bola de vidrio en su interior. Este mecanismo actúa como una válvula. Permite verter líquidos gota a gota.

Causas de errores en las buretas

Lubricante en las llaves de la bureta: No es necesario aplicar lubricante para asegurar un buen cierre.

Gotas adheridas en la parte inferior: Una gota puede tener hasta 0,05 ml, una cantidad que puede significar un error muy grande en estudios a pequeña escala. Si una gota queda en la punta de la bureta, es conveniente recogerla con el envase que está recibiendo la sustancia, para ello simplemente se debe tocar la gota con una de las paredes del matraz o Erlenmeyer.

Burbujas de aire minúsculas adheridas a la llave: Pueden alterar la medición.

Vaciado rápido: Puede quedar restos de líquido en las paredes de la bureta.

Contaminación por polvo: Se debe proteger la parte superior de la bureta.

¿Cómo se utiliza?

  1. Mantén la bureta en posición vertical fijándola al soporte universal.
  2. La bureta debe enjuagarse con el líquido que la llenará para eliminar burbujas y cubrir adecuadamente las paredes con el fin de evitar errores.
  3. Llena la bureta por encima de la marca de 0,00 mL con ayuda de una pipeta graduada o con ayuda de un embudo.
  4. Abre la pinza que sella la bureta para permitir que esta se llene.
  5. Evalúa que no queden burbujas de aire. Si esto ocurre debes tapar con un dedo el orificio de salida del pico, extraer la pinza y presionar la goma para eliminar las burbujas. Si es necesario, llena la bureta de nuevo.
  6. Seca el pico de la bureta por el exterior.
  7. Apoya el pico en una pared limpia y seca del recipiente que utilizaras para descartar líquidos. Abre la pinza hasta que le nivel de líquido llegue a 0,00 ml. Para ello la base del menisco debe ser tangente al trazo que marca 0,00 ml.
  8. Durante el proceso de valoración debes manejar con cuidado la llave de la bureta. Para esta tarea utilizarás tu mano no hábil. La mano debe rodear la bureta y los dedos deben realizar la presión necesaria sobre la pinza o la llave. La mano hábil queda libre para agitar el matraz de valoración.
Bureta de laboratorio
5 (100%) 1 vote[s]